La anexión del Reino de Mallorca a la Corona de Aragón (III)

Como pudimos comprobar en los artículos anteriores, las relaciones entre los monarcas del Reino de Mallorca y la Corona de Aragón a finales del siglo XII fueron muy complicadas. Las pretensiones de los reyes de Aragón por obtener el dominio de un territorio que ofrecía buenas posibilidades habían originado unas disputas que les habían debilitado, pero la necesidad de zanjar una situación dañina para ambos bandos había hecho prosperar unos acuerdos con los que se ponía fin a una etapa hostil.

Jaime III el Temerario (1315-1349) fue el último monarca del Reino Privativo de Mallorca. Con la muerte de sus hijos y herederos, Jaime IV e Isabel, quedó extinguida la casa real de Mallorca.
Jaime III el Temerario (1315-1349) fue el último monarca del Reino Privativo de Mallorca. Con la muerte de sus hijos y herederos, Jaime IV e Isabel, quedó extinguida la casa real de Mallorca.

Jaime III el Temerario, legítimo monarca del Reino de Mallorca después de los acuerdos de 1327, llegó legalmente a la mayoría de edad en 1336, si bien hacía ya 7 años que gobernaba en solitario sin el consejo y ayuda del que había sido su tutor, Felipe de Mallorca. Éste, completamente desgastado, se había retirado de la vida pública poniendo en manos de su sobrino un reino que, bajo su mandato, había conseguido prosperar y mantenerse independiente. Pero el joven monarca, haciendo honor a su apodo, parecía no haber heredado la habilidad de sus antecesores por sortear cualquier problema que entorpeciera su gobierno. Y es que, según se extrae de las crónicas, la personalidad de Jaime III afectaba enormemente a sus labores como rey: irreflexivo, impulsivo, de temperamiento caprichoso, amante de la pomposidad y del lujo, Jaime tuvo que lidiar, además, con problemas ajenos a su persona al tomar las riendas de su reino en un momento de gran adversidad.

El Reino de Mallorca, al igual que la gran mayoría de los estados europeos, mostraba unos inquietantes signos de agotamiento. En 1327 las malas cosechas habían obligado a importar grano con el que alimentar a la población, pero el agotamiento de los campos, las inclemencias climáticas y la pérdida de importancia del comercio mallorquín debido al aumento de la conflictividad en el Mediterráneo contribuyeron a la incipiente miseria. A la coyuntura económica y a la crisis demográfica se le uniría la política emprendida por Jaime III, ya que las desacertadas decisiones del monarca favorecieron el incremento de la deuda de la hacienda real.

Con el propósito de congraciarse definitivamente con la Corona de Aragón, en 1329 Jaime III había accedido a colaborar económicamente en la construcción de una notable flota con la que, en calidad de vasallo, cooperar en la contienda que mantenía la Corona de Aragón contra Génova. En un principio la creación de las 40 galeras debía pagarse a medias junto al condado de Barcelona, pero el hecho de que los gastos no dejaran de crecer y que se tuvieran que abonar indemnizaciones y subsidios a los mercaderes por la importación de grano, hicieron que el déficit alcanzado por la hacienda real en 1331 llegara a los 4 millones y medio de sueldos. El Reino de Mallorca estaba cerca del colapso financiero, y aunque lo óptimo hubiera sido considerar una política exterior más austera, la corona erróneamente incrementó la presión fiscal sobre sus súbditos a excepción de individuos de los estamentos dominantes. Tanto la opresiva política fiscal como la exclusión realizada a algunos cavallers, generaron vivas protestas que fueron ganando en virulencia.

Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387) fue uno de los monarcas más capaces de su tiempo, reconocido por su brillantez estratégica, su carácter enérgico y sus triunfos políticos.
Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387) fue uno de los monarcas más capaces de su tiempo, reconocido por su brillantez estratégica, su carácter enérgico y sus triunfos políticos.

Sin saber a ciencia cierta como solucionar todos los problemas sociales y económicos que acosaban a su reino, Jaime III se afanó por estrechar los lazos con Alfonso IV el Benigno (1299-1336). De acuerdo a lo convenido años atrás, al cumplir la mayoría de edad tomó por esposa en Perpiñán a la infanta Constanza de Aragón y Enteza para asegurarse la confianza y el apoyo de su suegro. No obstante, y a causa de una enfermedad que había contraído, Alfonso IV moriría en Barcelona poco después dejando como heredero a Pedro, su hijo primogénito superviviente de su primer matrimonio con Teresa de Enteza.

Pedro IV el Ceremonioso era, a pesar de su juventud e inexperiencia, un joven de probada inteligencia y ambición que desde un primer momento mostró una antipatía natural hacia Jaime, a quien le desagradaba el orgulloso y ladino carácter del que hacía gala su cuñado. La hostilidad entre ambos monarcas sería manifiesta cuando Jaime III entrase en conflicto con Felipe IV de Francia al pactar el matrimonio de Jaime, su primogénito y heredero, con una de las hijas de Eduardo III de Inglaterra. La imprudente aproximación del rey a Inglaterra, con la que Francia estaba en guerra, le valió al rey la acusación de traición por no respetar el vasallaje que Jaime III debía rendir a Felipe IV por Montpellier. Aislado, y sin que Eduardo III y Pedro IV le brindaran apoyo alguno, Jaime III tuvo que afrontar una ruinosa guerra contra Francia.

Sabiendo que era el momento que aguardaba desde hacía tiempo, Pedro IV hizo llamar astutamente a su cuñado a Barcelona. Jaime III se rehusó a acudir alegando que no podía ausentarse de sus dominios, así que con el pretexto de vulneración del pacto de infeudalización Pedro IV acusó a su cuñado de felonía y, reuniendo previamente al tribunal, en febrero de 1343 comenzaron los preparativos para despojar a Jaime III de todos sus territorios. Avalado económicamente por los mercaderes de Barcelona a cambio de futuros privilegios comerciales, y apoyado en la sombra por grupos nobiliarios y burgueses de Mallorca, Pedro IV desembarcó en Santa Ponça sin encontrar apenas resistencia. Tomada Palma de Mallorca el 31 de mayo, unas semanas después sería proclamado solemnemente como nuevo rey, no tardando Menorca e Ibiza en jurarle fidelidad poco después.

Sin reconocer abiertamente la derrota, pero despojado de buena parte de sus antiguos dominios, Jaime III se recluyó en el Rosellón y Montpellier. Desde allí fue planificando una ofensiva para reconquistar el archipiélago balear, la Cerdaña y Conflert con el apoyo de sus más fieles colaboradores. Buscó atraer a su causa a los enemigos de Pedro IV, pero finalmente, viendo como única vía recurrir a Francia, le vendió su preciado Montpellier al rey galo a cambio de una suma considerable. Contruída una flota que sería liderada por Carlos Grimaldi, señor de Mónaco, y comprados los servicios de un ejército de mercenarios, Jaime III se dejaría la vida intentando recuperar su reino. Porque, a pesar de desembarcar en Mallorca y ocupar desde Pollença algunas otras vilas, el poderoso ejército de Pedro IV conseguiría derrotarle definitivamente en la Batalla de Llucmajor el 25 de octubre de 1349, encontrando allí la muerte. Con su fallecimiento, y siendo sus descendientes apresados y desterrados, se hacía realidad el anhelo de los antecesores de Pedro IV por apoderarse de un reino que, desde entonces, se mantuvo casi ininterrumpidamente en poder de los sucesivos monarcas de la Corona de Aragón.

 

Vía| Casasnovas, Miquel À (2007). Història de les Illes Balears, Editorial Moll, Palma de Mallorca; Ensenyat Pujol, G (1997). La reintegració de la Corona de Mallorca a la Corona d’Aragó, Editorial Moll, Palma de Mallorca

Imágenes| Batalla de Llucmajor, Jaume III de Mallorca, Pere IV de Aragó

Colaboración publicada el 25/09/2015 en Qué Aprendemos Hoy. Para acceder a ella pincha aquí.

Anuncios

2 comentarios en “La anexión del Reino de Mallorca a la Corona de Aragón (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s