El enigma oculto en una de las joyas cartográficas de la Edad Media

Hoy os traigo una historia tan desconocida como misteriosa que forma parte de una breve colaboración que he realizado con mucha ilusión para la interesante página Curiosidades de la Historia. Con motivo del aniversario de esta página amiga su autor, Daniel Fernández de Lis, ha decidido por primera vez incorporar aportaciones de otros blogs y páginas relacionadas con la Historia. Podéis leer mi pequeña participación a continuación o en el enlace que encontraréis al final del texto (allí podréis leer el resto de geniales colaboraciones).

 

En el último tercio del siglo XIV el mundo hasta entonces conocido fue definido por el importante cartógrafo mallorquín de origen judío Cresques Abraham y su hijo Jafudà Cresques en su espléndido Atles CatalàEste completo documento cartográfico (regalo del futuro Juan I de Aragón a Carlos IV de Francia) consta de seis hojas dobles de pergamino en donde los autores combinaron la geografía, la cosmografía y la imaginación. Repleto de referencias y detalles interesantes, desde siempre llamó la atención la representación de un marinero llamado Jacme (o Jaume) Ferrer que, según la obra, había conseguido recorrer las costas africanas en torno al año 1346.

Se pensó durante siglos que este detalle no tenía ningún tipo de relevancia y que esa figura, difuminada por el tiempo, era cosecha del imaginario de los cartógrafos. Recientes hallazgos han permitido saber que, además de las evidencias arqueológicas que aceptan la presencia de marineros y misioneros mallorquines en el archipiélago canario un siglo antes de la conquista castellana, es muy posible que Jaume Ferrer fuera en realidad Giacomino Ferrar, un marinero mallorquín de origen genovés que se embarcó en numerosas empresas por el Mediterráneo y el norte de Europa antes de emprender su última aventura. No se tiene conocimiento de su existencia más allá de vagas referencias en algunos documentos, pero si tomamos por cierta la alusión sobre su viaje (cuya fuente parece ser el cartógrafo mallorquín de origen genovés Angelino Dulcert) estaríamos ante el primer navegante que, buscando una ruta que lo llevara hasta la desembocadura del Río Senegal, llegó accidentalmente a las costas de las Islas Canarias hasta arribar, décadas antes de que lo hicieran los portugueses, al Cabo Bojador y al Río de Oro.

 

Vía| Moragues, Gabriel Llompart. “La identitat de Jaume Ferrer el navegant (1346).” Memòries de la Reial Acadèmia Mallorquina d’Estudis Genealògics, Heràldics i Històrics 10 (2000): 7-20.

Más información| El navegante Jaume Ferrer explora las Islas CanariasUna moneda prueba la presencia mallorquina en Canarias antes de la conquista

Imagen| Jacme Ferrer

Colaboración publicada el 5/1/2018 en Curiosidades de la Historia. Puedes leer mi aportación aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s